web analytics

RestoNews

Ají que no Pica

El picante es un estimulante activo para el paladar, para algunos agradable y para otros no tanto, pero lo importante es saber como usarlo.

Existe una gran variedad de frutos picosos, entre los más conocidos para los chilenos está el ají verde, el merkén, el cacho de cabra o el locoto. Algunos machos, se atreven a untar el ají verde natural en sal y comerlo a mordiscos, pero claramente existen preparaciones más elaboradas para encantar a los paladares refinados.

Una preparación popular mexicana, registrada en libros tradicionales de cocina, novelas y películas, son los chiles en nogada. Este plato originario de Puebla, consiste en chiles poblanos asados a fuego directo, rellenos con una mezcla de carne de res, cebolla, ajo, manzanas, peras, duraznos, nueces, piñones y pasas.

Todo lo anterior, bañado por la Nogada, salsa que contiene almendras, nueces, queso de cabra, leche y azúcar, además del hermoso adorno de granos de granada espolvoreados por encima. Según los expertos, esta preparación no pica para nada, más bien su sabor es suave, con terminaciones dulces y ácidas.

Algo típico chileno, es el pebre que generalmente se hace con ají verde o merkén. Sin embargo, en el norte tenemos la variación que exhibe como protagonista a los locotos, que son una influencia boliviana.

Una trabajosa receta son los locotos rellenos, para lograr un sabor óptimo es necesario cubrir los locotos sin las venas y semillas en un recipiente con agua, líquido que debe cambiarse seis veces en un día.

Luego se cocinan con agua hirviendo y poca sal, hasta que estén tiernos. Para el relleno se utiliza carne de res picada, tomate en cuadritos, cebolla, comino y pimienta, todo salteado. Finalmente, cuando ya están rellenos, se cubren con queso mozzarella y se gratinan en el horno.

Como ven, existen preparaciones en donde se aprovecha el sabor de estos frutos picantes. Y no es necesario quemarse el paladar para disfrutar de ellos en deliciosos montajes.

Publicado el 26.03.2009