web analytics

RestoNews

Alma de carreteros

Se armó el Jueves chico, San Viernes o el incondicional Sábado. Amigos, parejas, compañeros de trabajo que se unen por una causa en común, diversión a mil. La misma causa que tengo con mis amigas. Suena mi teléfono con el último rinsgton de moda: El señor de la noche… Sé de inmediato que es Catalina, […]

Se armó el Jueves chico, San Viernes o el incondicional Sábado. Amigos, parejas, compañeros de trabajo que se unen por una causa en común, diversión a mil. La misma causa que tengo con mis amigas.

Suena mi teléfono con el último rinsgton de moda: El señor de la noche… Sé de inmediato que es Catalina, que me apura porque falta poco para que acabe el happy hours, (lleve dos tragos por el precio de uno) que se transforma en una regla para comenzar cualquier carrete. Llego al pub escogido y sorpresa… al típico grupo de amigas se unieron otros amigos. Somos una gran mesa cantando canciones de la época que nos identifican y nadie puede dejar de corearlas. El pub se transforma inmediatamente en el festival de Viña, con emergentes artistas de la noche… a eso digo yo, un buen carrete.

Avanzan las horas y las tablas de diferentes ingredientes se roban la película en las distintas mesas, lo único que impide seguir cantando es disfrutar de esos exquisitos picadillos nocturnos, que sin duda, hacen olvidar hasta la más estricta dieta.

De pronto comienza a sonar Juan Luis Guerra, con uno de sus merengues “La llave de mi corazón” y no quedó nadie sentado. Si al principio de la noche todos cantábamos, ahora pasamos a demostrar nuestros talentos corporales y no paramos hasta el amanecer…

Bienvenidos, Welcome a RESTOPUB

Publicado el 06.08.2008