web analytics

RestoNews

Los protagonistas de la Gastronomía

Almuerzo y Encuentro en Restaurante Tarantella

Fue más que un almuerzo, tuve la oportunidad de conocer al chef del Restaurante Tarantella, Eduardo Gomez, un encantador joven que fue capaz de satisfacer mi paladar y entrenerme con una agradable conversación.

Es hora de almorzar en Antofagasta y las personas corren de un lado para otro para llegar a sus casas a comer, el infernal taco que se produce en el centro por los autobuses atestados de escolares, los vehículos con personas que viajan a sus casas del norte o los interminables trabajos de la costanera, no son muy atractivos para volver a mi casa, por lo que decido quedarme en el sur.

Las alternativas van desde abundantes platos de comida brasileña, menús caseros, la vilipendiada comida chatarra, hasta las más atractivas propuestas gourmet.

Como tengo tiempo para darme un verdadero gusto, me dirijo a Restaurante Tarantella donde su atractiva administradora Slovena Yoma, al ver mi indecisión a la hora de elegir entre la diversidad de pastas y pizzas que ofrece esta moderna trattoria, me invita a conocer al chef.

Mientras espero doy una vuelta por el segundo piso, en donde la vista del mar me incita para disfrutar de alguno de sus frutos. Dos minutos después, llega a mi encuentro el chef Eduardo Gómez, un especial joven que seduce con su encantadora sonrisa.

Le pregunto si es antofagastino. -¡No!- responde y lanza una pequeña risa burlona – Me trajeron de Santiago para abrir este restaurante-.

-Parece que no ha sido muy grata tu experiencia- le respondo. -No es eso, es que igual es harto el cambio de Santiago para acá, allá todo es mucho más fácil de conseguir-.

-¿Por qué?- le insisto. -Porque aquí ocupamos ingredientes bastante refinados como el aceite de trufa o el tartufo, entonces hay que mandarlo a pedir. Por lo tanto, igual es complicado-.

-Me imagino que debes aburrirte bastante, aquí no hay mucho donde elegir para salir- contesto cambiándole el temita de la poca especialidad de nuestras tiendas a otro aspecto aún más difícil. -Hay lugares donde ir, el problema es el “fenómeno teleserie”- como jamás en mi vida había escuchado esa expresión, le pregunto a qué se refiere.

-Es cuando vas a un lado y te encuentras con toda la gente que siempre ves-. -¡Oh, es verdad!- le respondo, y los dos nos largamos a reír por algunos segundos.

Entonces, amablemente me invita a bajar para elegir lo que almorzaré esta tarde de abril. -Se me antoja algo marino, pero no muy pesado- le indico. -Espéreme aquí entonces, yo mismo le traeré un plato que es mi especialidad-.

El chef Eduardo Gómez apenas tiene 25 años, por lo que recién comienza su carrera por el mundo de la culinaria chilena. Se instruyó como muchos en Inacap, pero pasó los meses anteriores a su llegada a Antofagasta, trabajando en el Restaurante La Fourchette de Valle Nevado.

Luego de unos quince minutos, llega a mi mesa, junto a la impecable sonrisa de Eduardo, un sugestivo plato en el cual sobresalen cuatro cappelletis verdes. -Están rellenos con ostiones- explica. Apenas percibo el majestuoso olor de ese colorido montaje, me tiento más por probarlo.

En ese instante el salón comienza a llenarse de comensales tan hambrientos como yo y Eduardo se despide para seguir con las labores de este restaurante ubicado a lado del Hotel Florencia. Me quedo fascinada degustando y con la idea clara de volver.

Para más información sobre el plato, sigue este link http://www.restonomia.cl/analisis/2009/03/ostion-en-capelleti/#resto-news

Publicado el 23.04.2009
  • Sebastian Araya

    El es mi profesor, y en verdad es muy joven, pero sabe mucho y es muy buena persona, te enseña con paciencia y aunque te equivoques él está dispuesto a mostrarte como hacerlo correctamente…me gusta aprender con él…
    Muy buena página