web analytics

RestoNews

Los protagonistas de la Gastronomía

Arlette Ibarra, directora del radioteatro en Antofagasta

La pasión por el arte escénico es lo que describe de mejor forma a Arlette Ibarra, actriz de la compañía de teatro “La Favorecedora”, quién está a cargo del equipo de actores para el nuevo radioteatro de Antofagasta. Este es un proyecto Fondart que salió al encuentro de los antofagastinos en su lanzamiento la semana […]

La pasión por el arte escénico es lo que describe de mejor forma a Arlette Ibarra, actriz de la compañía de teatro “La Favorecedora”, quién está a cargo del equipo de actores para el nuevo radioteatro de Antofagasta. Este es un proyecto Fondart que salió al encuentro de los antofagastinos en su lanzamiento la semana pasada y que pretende llenar de magia durante este mes a todos los radioescuchas con programas dirigidos a potenciar la identidad nortina.

Estas obras, únicas en la ciudad, se componen de cuentos y leyendas de la pampa, donde se resalta la cultura andina reviviendo el dormido radioteatro, a través de la interpretación de nueve actores, representantes de diversas compañías de la región, los que serán escuchados los días jueves a las 22.00 horas en 4 programas para adultos y los domingos a las 10 de la mañana para los niños en Radio Sol (97.7).

Luego de abrirse el telón, cuyo color representa el desierto del norte de Chile, un escenario aún montado de objetos que reflejan el recuerdo de una época pasada de Antofagasta me recibe para comenzar la entrevista en una de las sillas de mimbre, también parte de la decoración que dejó “El ladrón de voces”, obra de Alejandro Jodorowsky.

¿Cómo nace esta iniciativa de revivir el arte del radioteatro?
Este proyecto nace por iniciativa del periodista Eduardo Guggiana, director de la radio Sol, quien me invitó a hacer un proyecto de radioteatro. Él deseaba rescatar este género en su radio, pero había que desarrollar una idea que fuera atractiva para la comunidad y presentarlo a un Fondart, entonces yo opté porque los textos fueran sacados de cuentos de la pampa escritos por nortinos -algunos desconocidos- y por las leyendas de tradición oral de las culturas atacameñas.

¿Cómo fue el lanzamiento, tuvo buena acogida?
La semana pasada hicimos el lanzamiento con público en vivo en la radio por primera vez. De alguna manera realizamos un ejercicio teatral con un espectáculo muy sencillo, el cual estaba dentro del carácter de juego teatral, en el sentido que se juntan los elementos y se hace una puesta en escena que tiene un carácter de una performance, con un estilo de improvisación para un acto creativo distinto en esta ciudad, con la presencia de músicos y actores de forma directa.

¿De qué manera describirías el proyecto en cuanto a la experiencia para los artistas que participaron?
Esta experiencia para los actores es muy importante como ejercicio corporal creativo, porque ellos se enfrentan, a través de la palabra, con la necesidad de generar mundos y hacer que la gente sueñe, vuele, esto es muy enriquecedor.
El poder de la palabra es muy fuerte, pero no todos tienen la capacidad de generar “mundos” a través de ella, esa es la magia del radioteatro. Entonces como ejercicio para el actor es muy interesante, porque ellos están acostumbrados a actuar, usando el cuerpo, el gesto y la voz Uno puede engañar con el cuerpo, pero la voz es reveladora de muchas cosas.

¿Consideras que la radio, hoy en día, es un buen medio para que este resurgir del género teatral tenga una buena acogida, como antes?
La verdad es que se hizo radioteatro hace como 40 años, pero rescatar el género siempre es muy interesante porque la radio ha tomado un vuelo muy positivo en esta época, donde el público la escucha queriendo sentirse acompañada. La radio es un elemento fundamental en una casa, hace que volvamos a lo sencillo, a lo especial, a juntarse en familia y sentarse a escuchar una historia y comentarla.

Un rescate al patrimonio cultural

Arlette Ibarra nació en Concepción, pero vivió sus primeros 18 años en Antofagasta, tiempo suficiente para enriquecer su sentimiento por el patrimonio cultural y la identidad nortina, hoy reflejadas en gran parte por sus obras, esto será la clave para los programas de radioteatro en Antofagasta.

¿En qué autores se basaron para interpretar estas obras de identidad regional?
En Andrés Sabella, por supuesto, Carlos Pezoa Véliz, Víctor Domingo Silva, Héctor Pumarino Soto (Calama) que tocan un punto común: develar cómo somos nosotros en el presente. Ahora los mineros se van a paro y les pagan 10 millones para que vuelvan, entonces hay una suerte de engaño con el dinero donde, aparentemente, puedes comprarlo todo, pero sin sentido. El trabajo extremo, muchas veces es peligroso, pero el paisaje, la soledad que genera el desierto hace que sigamos siendo los mismos pampinos de siempre.

¿De qué manera, a través del arte, se puede rescatar el valor por el patrimonio histórico?
La relación con el paisaje, con el trabajo, devela una identidad y hacemos rescate al patrimonio cultural. Estamos viviendo una era muy caótica, donde los valores están trastocados. Ahí, lo importante para trascender y evolucionar es estar ligadas a cosas que te hagan soñar. La belleza está en el arte y eso es lo que nosotros hacemos.

Me imagino que para los niños estas obras de tradición históricas se presentan en forma muy lúdica…
Los cuentos de tradición oral de los pueblos atacameños son para los niños. Son muchas leyenda, los cuales se conforman de relatos sencillos y muy dinámico donde se cuentan historias en relación de cómo es la vida de las personas que vive en esos lugares, pero en un sentido mas mágico. Hay mucha magia presente en esas leyendas. Muchos animales toman formas humanas para representar al hombre de la época, sus costumbres, y que a diferencia de las fábulas, son animales que se relacionan con los seres humanos.

Publicado el 26.11.2008