web analytics

RestoNews

Capitán Planeta en Antofagasta

El calentamiento global es una amenaza real para la existencia humana, Ricardo Lagos Escobar ofreció una interesante conferencia sobre este tema en la Casa Central de la Universidad de Antofagasta.

Era mediodía y Lorena me dijo que debíamos correr hasta la Universidad de Antofagasta, para ver una conferencia sobre el Calentamiento Global que dictaría el ex Presidente de la República Ricardo Lagos Escobar.

El denominado Capitán Planeta por algunos medios del país, me mantenía expectante, ya que nunca estuve cerca de una personalidad tan importante.

Dejando fuera los colores políticos, Ricardo Lagos ha pasado a ser un héroe para muchos, gracias al título de enviado especial de la ONU para tratar el cambio climático.

Cuando llegó, los asistentes aplaudieron de inmediato como si se tratara de una estrella de rock. Yo me acomodé en mi silla para escuchar la charla.

De pronto las negativas cifras de emisiones de carbono en el mundo me hicieron pensar en el futuro, ese tema sumado al de la escasez de agua,  son problemas que amenazan la existencia humana.

En Chile el corte en el suministro de gas natural desde Argentina contribuyó negativamente al bienestar ambiental, debido a que las empresas mineras debieron optar por el carbón y el petróleo como combustible.

Según Ricardo Lagos, actualmente hay cinco toneladas de carbono por persona que se emiten anualmente y el desafío es llegar a dos. El dilema está en lograr que las empresas se comprometan a cumplir con la eficiencia energética, ya que en un futuro cercano la disminución de emisiones de carbono será un tema que valdrá en el mercado.

Pero lo más incómodo es sin duda la negociación internacional, los países más poderosos del mundo como Estados Unidos y China no han llegado a acuerdo en esta materia, teniendo en cuenta que ambos suman el 40% de la contaminación por carbono de la atmósfera.

La idea es que en el 2050 pueda llegarse a niveles de emisión similares a la década de los noventa. Pero mientras no exista un consenso mundial de cooperación, todo se ve bastante lejano y preocupante, sobre todo para los países menos desarrollados.

Una buena solución es la reforestación, ya que los árboles contrarrestan el carbono. Todo parte por un cambio en la organización de la sociedad, donde nosotros mismos podamos contribuir, por ejemplo prefiriendo el transporte público.

Al final todo parte por uno, quizás es difícil lograr cambiar las legislaciones vigentes o particularmente hacer algo para que Estados Unidos y China reaccionen. Por lo tanto, en nuestras manos está tomar medidas que ayuden con este cambio de visión sobre el mundo.

Publicado el 03.09.2009