web analytics

RestoNews

Análisis de Bebestibles

Celebrando el Viernes Chico

Avanzo dentro de Mundano con mi copa tequilera en mano y me encuentro con el sugerente rostro de una mujer, siento al instante que disfrutaré de esta noche de verano.

-¡Jueves por fin!- Sé que muchos me van a entender, y los que no, obvio que están relajándose en algún paraíso tropical o carreteando en un místico pueblo del valle chileno para reponer las vibras. Yo en cambio, al igual que casi el 50% de los antofagastinos promedio, debo sacrificarme por la causa y trabajar durante el periodo estival.

En resumen, cuando esta tarde constaté emocionado que ya anochecía y podía dar término a mi jornada laboral, le anuncié a mis amigos que también fueron contagiados por la terrible fiebre del trabajo veraniego, que nos convertiríamos en zombies de Viernes Chico, gracias a las espaciosas inmediaciones de Pub Mundano.

Hora de arribo 23:30, los acordes de unas guitarras fuertemente distorsionadas y energéticas anuncian un pegadizo rock alternativo, envuelto en las melodías noventeras del grunge. Cinco minutos después, me encuentro en la barra saboreando las notas post punk de Sonic Youth, que se mezclan junto al pop de Garbage y a los dulces colores de un Tequila Sunrise.

Entonces, avanzo dentro de Mundano con mi copa tequilera en mano y me encuentro con el sugerente rostro de una mujer pintado en un muro que cae frente a mi. Aunque es atractivo a la vista, decido seguir avanzando, prefiero refugiarme bajo el cielo en las profundidades de la terraza trasera. Sentado ya en la mesa, le pido a un garzón que me ofrezca la especialidad de la casa para comer, un timbal de Frutos del Mar, compuesto por chupe de locos y pastel de jaiba, excelente alternativa para los que gozan de las delicias marinas.

-¡Amantes de la carne!- les comunico que pueden disfrutar de la exuberante Tabla Germana, costillas de cerdo doradas y chorizo parrillero asado cubierto con una chisporroteante salsa de tocino. Según me comenta el garzón, también se puede optar por otra alternativa, compuesta por Tres Carnes a la Pimienta, que es una mixtura de cerdo, bife de chorizo y pollo, todo condimentado por una salsa de pimienta fresca.

Si luego de leer esta apetitosa descripción, se les abrió el apetito bohemio, y deciden vivir también, un jueves, viernes o sábado Mundano, les aconsejo que disfruten de cualquiera de estos banquetes junto a dos amigos más, ya que el contenido de las tablas es realmente abundante.

Mientras tanto, yo ya planeo mi merecido segundo trago de la noche, y me despido dejando la invitación abierta a [email protected], [email protected] y también [email protected] de verano.

Publicado el 22.01.2009