web analytics

RestoNews

Análisis Gastronómico

Cordon Blue

Don Karl´s es un lugar perfecto para encuentros familiares, la calidez y un reconocido estándar gourmet lo destacan dentro del circuito gastronómico antofagastino.

Periodista Gastronómica

Cuando llego a Don karl´s sus tradicionales garzones me dan una amistosa bienvenida, los que a su vez se preparan para deleitarme con un almuerzo que espero ansiosa.

Inmediatamente  me saluda Marcela Novoa, chef del restaurante, gesto que agradezco enormemente entendiendo que dentro la vida de esta mujer existe una gastronomía trabajosa debido a la dedicación que requiere la comida alemana. Esta vez la sugerencia es “Cordon Blue” ($7.800) una preparación tradicional europea, que según cuenta Marcela viene de las fronteras de Francia con Alemania –de la ciudad de Alsacia- por lo que tiene una rica influencia ancestral.

El Cordon Blue es una escalopa, en esta oportunidad de cerdo, rellena de queso gruyere y jamón praga. Según Marcela, la mejor guarnición para este plato son las tradicionales papas fritas.

A primera vista el montaje de la preparación es simplemente la escalopa con un par de rodajas de limón encima y su acompañamiento al lado, de decoración una sencilla flor de zanahoria, no es tan llamativo, pero expele un aroma magnífico. Lo que si destaco es el dorado del apanado de la escalopa y su perfecto sellado, a primera vista se vislumbra el queso derretido.

A la hora de degustar  fue la escalopa lo que me atrajo. Cuando la corté vi mucho queso derretido que salía de esta pieza, observé el interior de la preparación y noté dos láminas de jamón, en sabor realmente muy rico. Y como dijo Marcela, nada mejor que unas buenas papas fritas caseras como guarnición.

Este plato queda bien maridado con una cerveza bien fría, producto que por cierto Don Karl´s tiene para regodearse a la hora de escoger. Pueden pedirle sugerencias a Karl, dueño del lugar, que cada cierto tiempo visita las mesas para ver la confortabilidad de sus comensales, así que sugiero que lo aprovechen en este sentido, ya que él mejor que nadie podrá ayudarlos a la hora de decidir qué beber o comer en este restaurante.

No puedo dejar de enfatizar mi admiración hacía Marcela Novoa, es una de las pocas mujeres a cargo de un restaurante en nuestra ciudad y más aún, entendiendo que estamos hablando de uno de los lugares más tradicionales de Antofagasta.

Publicado el 15.07.2009