web analytics

RestoNews

Análisis Gastronómico

Disfruta de un buen after office en Otaku

Una combinación equilibrada en cada rolls, buen gusto para compenetrar los elementos, que en una pieza de sushi debe ser muy delicado.

Periodista Gastronómica

Llegando a la esquina de Santiago Polanco (ex Los Molles) con Avenida Arturo Prat, se encuentra uno de los espacios más reconocidos a la hora de disfrutar un after office, el legendario Otaku sushi bar.

Cuando llegué percibí que es un lugar muy concurrido, que aunque caiga el fresco tras las maravillosas puestas de sol que se observan desde ahí, el público no se pierde la oportunidad de tomar un bebestible junto a uno de los mejores sushis en Iquique. A eso de las 20.00 hrs. estaba lleno y estamos hablando de un día de semana.

Me instalé en la terraza, ahí llegó un amable garzón ofreciendo la carta, sin embargo le pedí una sugerencia, sabía que estaban pronto a inaugurar nueva carta y quería verme sorprendida por algo innovador.

Para comenzar un Salmón Ajonjolí ($4.900) que consistía en salmón a la plancha con una costra de ajonjolí o más conocido como sésamo y de guarnición un mix de vegetales hidropónicos. El salmón estaba bien cocido, por lo que su textura era muy firme y el encostrado tenía toques ahumados que eran potenciados completamente por el sésamo.

Sobre el pescado había un salseo de un dressing de salsa teriyaki combinada con yogurt natural. En sí aportaba toques agridulces, además de humectación al pescado, convirtiéndose en una excelente fusión de sabores.

La ensalada era simple, pero en el montaje aportaba altura y dinamismo, en sabor estaba condimentada a mi gusto con toques de limón, sal y aceite.

Seguí con una tabla de Special Rolls, que consistía en dos tipos de rolls ($3.500 cada uno), uno relleno de locos queso crema, cebollín y envuelto en palta; el otro relleno de pulpo queso palta y envuelto en masago.

Los rolls estaban muy bien presentados, donde la consistencia y la firmeza que el arroz debe cumplir en esta preparación, me permitió disfrutar de cada untada en la soya sin mayores altercados. En sabor, debo confesar que el masago se convierte en un deleite en mi boca, me parece muy entretenido comerlo y sentir como revientan en mi boca.

Una combinación equilibrada en cada rolls, buen gusto para compenetrar los elementos, que en una pieza de sushi debe ser muy delicado.

A mi gusto considero que en los últimos tiempos compartir unos rolls con amigos se hace una cita imperdible, me encanta esta preparación la considero tan amoldable a las situaciones que es un gusto conocer alguna de las millones de posibilidades de fusionar uno bueno.

Gastronómicamente me gusta Otaku porque es un lugar donde cada vez tratan de ir innovando con distintas preparaciones, al final se convierten en más que sólo un sushi bar. Además de ser un lugar acogedor con un cálido servicio que el público iquiqueño reconoce.

Ahora en Restonomía puedes encontrar los mejores restaurantes de Antofagasta, sólo debes ingresar a www.restonomia.cl