web analytics

RestoNews

Los protagonistas de la Gastronomía

Domingo Olivares y Cristián Lagos, directores de “Perro Vago”

Este 2 de febrero comenzó a circular “Perro Vago”, la primera revista cultural de distribución gratuita para los antofagastinos.

Si bien, Domingo Olivares y Cristian Lagos aún no culminan sus estudios en la Universidad Católica del Norte, sus inicios como periodistas ya están tomando un ritmo más que profesional. El trabajo duro es un tema que los persigue y los alcanza desde temprano.

Hace dos años fue el diario independiente “La Alternativa”, y la semana pasada lanzaron junto a sus colaboradores, la revista cultural “Perro Vago”, de periodicidad mensual (la cuarta semana de cada mes), que pretende entregar un estímulo para reforzar la identidad y terminar con las desigualdades sociales. Lo suficientemente amena para acercar al lector al mundo de las letras y lo suficientemente crítica y analítica, para hacer reflexión sobre su contenido.

Pintorescas fotografías, entrevistas a personajes destacados de la cultura y las artes, opiniones y un atractivo diseño, forman el producto final de este proyecto financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y de las Artes (Fondart), que adjunto al diario La Alternativa como un suplemento gratuito,  promete ir en pro de una mejor ciudad.

¿Cómo dieron inicio al proyecto Perro Vago?

Junto a un grupo de amigos vinculados a los medios de comunicación y a la cultura en Antofagasta, nos pusimos de acuerdo para sacar una propuesta interesante que se plasmara en una revista de múltiple distribución, que llegara de manera efectiva a la población.

En el sueño de crear esta revista,  pensábamos en la gráfica que podíamos integrar, porque desde La Alternativa ya se estaba utilizando la fotografía como herramienta de denuncia y al servicio del periodismo, en cambio en esta nueva propuesta de revista la idea era utilizar la fotografía, los textos y el diseño favoreciendo a la artes,junto con remover la conciencia y la apatía de una comunidad que entrega el desarrollo cultural para unos pocos.

¿Qué ideas se les vino a la cabeza cuando supieron que habían sido seleccionados para realizar este proyecto?

Este proyecto es un medio de comunicación para que la gente plasme lo que es en las páginas. Pero la idea no es la típica revista que cubra las actividades que vayan a hacer, sino que  profundizar en los temas culturales. Que vaya desde la crítica, a las problemáticas, al análisis y la construcción de una identidad que se mezcla con la hibridez de una Antofagasta que cada día sigue construyéndose.

¿Una Antofagasta que carece de cultura?

En cuanto a lo cultural los antofagastinos están en una hibridez tremenda, ya que como dice la editorial del primer número “la vergonzosa globalización y las nuevas tendencias impuestas desde la poca reflexión y la rapidez de nuestras vidas, hacen una mezcla que pareciera estar marcada por la hibridez, que finalmente es producto de la diversidad de esta ciudad”. Entonces vemos que la identidad se construye desde la diversidad.

¿Por qué se titula Perro Vago?

Porque un perro vago es uno de los mejores símbolos de la identidad que existe en Antofagasta, es la representación de nuestra cultura, de los problemas para unos y de la pena para otros al verlos morir. Y porque la forma de insertarnos en diversos temas será como el incierto caminar de un perro, reconociendo lugares, sectores y rincones de una gran ciudad que no se construye sólo desde las presentaciones artísticas y culturales que se hacen en el centro de la ciudad. Hace mucho tiempo el arte y la cultura han sido una de las mejores formas de hacer reflexionar a la gente, esto va de la mano con  la idea fortalecer nuestra identidad cultural. Qué cultura tenemos, qué hacemos, qué comemos, cuales son nuestras manifestaciones y expresiones.

UN MEDIO ALTERNATIVO

Si bien, ambos periodistas ejercen el rol de directores de esta revista, esclarecen que la jerarquía sólo responde a la necesidad de contar con una cobertura legal, pues lo fundamental es sacar adelante las publicaciones. Hoy forman parte de un acuerdo planteado por los periódicos independientes, que buscan crear una de red de medios de comunicación independientes en la región.

¿Cuál es su visión de los medios tradicionales?

Los medios tradicionales son una parte de la comunicación y los medios independientes la otra comunicación. Puede llamársele contra información, alternativos, autónomos e independientes. La verdad es que hay una gran diferencia y esa va en cómo comunicar.

¿Entonces rechazarían cualquier oferta laboral en un medio oficial?

Tomamos una línea de coherencia y consecuencia con la forma de desarrollar el periodismo, y si es que no hay posibilidades de empleo, se crean. Esa es una de las críticas que puede hacerse a la mayoría de las escuelas de periodismo, te enseñan para seguir trabajando bajo un jefe y no abren la posibilidad de entender que muchas veces podemos colectivizar el trabajo y tener objetivos en común. Pero no trabajaríamos para medios que siguen alimentando un modelo de comunicación que habla de información sin reflexión y que posiciona la farándula en primer lugar de la agenda.

¿Existe algún otro proyecto en la mira que nos puedan adelantar?

La verdad es que los proyectos, ideas y aspiraciones no acaban, porque hay toda una serie de cosas que hacer para cambiar las cosas realmente, pero mientras no lleguen a buen puerto, lo mejor es no decir nada hasta cuando todo salga bien. Por lo pronto, nos volcamos en iniciativas concretas y claras que están a nivel regional, como la vigencia de la Red de Medios Populares de la Segunda Región, que se está potenciando con algunos medios más.

Más antecedentes sobre la revista Perro Vago, pueden ser revisados en este link http://www.laalternativa.org/?p=251