web analytics

RestoNews

El Arte Precolombino está Vivo

Desde el 28 hasta el 30 de noviembre se realizará en el tradicional Pub Café del Sol, la muestra “Orfebres 2”, protagonizada por dos expertos artesanos que exploran el arte de las raíces originarias. La novedad es que los visitantes podrán adquirir las piezas expuestas, entre las que se encuentran delicados trabajos en plata, bronce […]

Desde el 28 hasta el 30 de noviembre se realizará en el tradicional Pub Café del Sol, la muestra “Orfebres 2”, protagonizada por dos expertos artesanos que exploran el arte de las raíces originarias. La novedad es que los visitantes podrán adquirir las piezas expuestas, entre las que se encuentran delicados trabajos en plata, bronce y alpaca.

La orfebrería constituye un arte que refleja elementos étnicos de la cultura en que se desenvuelva, es el caso del trabajo realizado por Hugo Araya, quien inspira sus creaciones en los distintos paisajes que ha visitado en su carrera como artesano. Dedicando gran parte de su obra a la alpaca, aleación de cobre, níquel y zinc, que también recibe el nombre de plata alemana.

La alpaca es de fácil manejo y tiene una alta resistencia a la corrosión, por lo que es un excelente componente para la fabricación de elementos ornamentales o joyas. Su color blanco metálico la hace muy similar a la plata, razón que la convierte en atractiva para fabricaciones arquitectónicas, incluso según la biblioteca de joyería Raulybarra.com, en Inglaterra se fabrican cubiertos de mesa con este material.

En cuanto al montaje que prepara el segundo expositor, Ricardo Torres, tiene sus influencias en el arte precolombino, por lo que además de relacionarse con los materiales propios de la orfebrería, también ostenta una completa correspondencia con la cerámica.

Al hablar de arte precolombino, nos remontamos a seis principales dominios de Sudamérica que comparten esta naturaleza cultural, es el caso de Mesoamérica, la zona Intermedia, el Caribe, el Amazonas, los Andes Centrales y los Andes del Sur.

Chile, por lo tanto se encontraría en los Andes del Sur, teniendo a su haber más de trece variedades desarrolladas aproximadamente las primeras décadas del siglo. XX. Según Precolombino.cl, una vitrina creada por el Museo Chileno de Arte Precolombino, los mapuches utilizaron la madera como arte decorativo en rituales de muerte.

Por otra parte, quienes se dedicaron al minimalismo fueron el pueblo Diaguita, técnica que representará Ricardo Torres, conservando los diseños geométricos, que en las vasijas de cerámica diaguita se repetían de forma monótona, logrando percibirse sólo algunas variaciones.

Finalmente, lo que buscan Hugo y Ricardo es refrescar la imagen del arte precolombino, invitando a la comunidad antofagastino a ser parte de una mezcla entre historia y modernidad.

Publicado el 27.11.2008