web analytics

RestoNews

Análisis Gastronómico

Entrando a septiembre en El Nuevo Arriero

Con sólo pensar en fiestas patrias, saboreo los majestuosos sabores ahumados e Inmediatamente los asimilo al restaurante El Nuevo Arriero que queda en la Península de Cavancha, sobre Filomena Valenzuela.

Periodista Gastronómica

Con el sueño de pasar un almuerzo dieciochero familiar fuimos a El Nuevo Arriero. Allí nos recibió Manuel Perales, socio del lugar, quien cuenta con varios proyectos nuevos como algunas cenas de maridajes que estarán prontas a anunciarse, entre otros.

Le comenté que me lleva a este lugar y recibí una sugerencia que me sorprendió. Manuel  me explicó que el restaurante se encuentra en periodo creativo y que aunque esperaba comer algo carnívoro, él incitó a que probara una nueva delicia de la sugerencia del chef, que es en base a pescado.

Ya instalada en una de las mesas de la terraza y disfrutando del agradable panorama, llegó a mi mesa un botellín de San Medín, de cepa sauvignon blanc, cosecha del año 2008 de la Viña Miguel Torres y para apagar el voraz apetito, unas sopaipillitas fritas listas para untar con el pebre picante recién servido.

Luego un Mulato a la Plancha acompañado de Quinoto de Jaiba, fue lo que cautivó mi vista y mi estómago. Tres quenelles perfectamente armados en tres puntas y un filete de pescado aliñado con especies autóctonas como es el mítico huacatay, condimento usado por los ancestros de la zona.

El pescado, aunque estaba un poco recocido, tenía un sabor suave y bien condimentado, perfecto para rociar con unas gotas de limón y otorgarle esa acidez que tanto gustamos los chilenos en los pescados. Además contaba con un toque de picor que le daba un ají cacho de cabra entero que posaba sobre el filete de mulato. Muy sabroso.

Con respecto a la guarnición, si a usted no le suena la palabra quinoto, le cuento que es una fusión entre rissoto y quinua. Es una preparación basada en un rissoto pero en vez de arroz, se usa el maravilloso cereal altiplánico, queda realmente delicioso. En lo personal soy fan de la quinua, considero que es tan amable en textura y cuenta con la gracia de explotar en la boca.

Me encantó la preparación y con el maridaje quedó chispeante y alegre.

Me parece agradable llegar a un restaurante y percibir las expectativas que se van creando para cautivar a los comensales; hace poco hicieron una linda terraza, se caracterizan por cambiar su carta de forma constante, capacitan regularmente a su servicio, detalles que mejoran la calidad.

Ahora en Restonomía puedes encontrar los mejores restaurantes de Antofagasta, Iquique y Calama, sólo debes ingresar a www.restonomia.cl.