web analytics

RestoNews

Análisis Gastronómico

Garbanzos al yogurt, una buena alternativa para comer legumbres

Me gusta Govinda, todos los días tienen distintas preparaciones, donde se equilibra las necesidades nutritivas y se convierten en estrellas los ingredientes que por lo general son secundarios.

Periodista Gastronómica

Esta semana fui a Govinda, el único restaurant 100% vegetariano en Antofagasta. Cuando llego a este lugar me pasa algo especial, siento como que me embriagara de paz. A pesar de ser un lugar donde prima el silencio, y llama la atención cuando alguien habla más fuerte, ha conseguido más de un adepto gourmet, me extrañó con la rapidez que se llena al mediodía, pero en ningún momento se siente el ruidoso murmullo de un restaurante lleno.

Esta vez la propuesta del chef fue Garbanzos al yogurt acompañado de arroz amarillo, con pasa y maní con una tortilla puri. Un plato que a pesar de tener componentes básicos de la dieta de un chileno en general, marca la diferencia.

En un montaje sencillo, pero que ayuda enormemente el contraste del color del plato, llega la preparación de Nitya Tripta, el chef de Govina, en aspecto, los garbanzos se ven lechosos –gracias al yogurt- con una muy bonita gama de chipas de colores, donde resaltan las pintas verdes del cilantro y las rojas de pequeños cortes de pimentón. En el primer bocado sobresalen los condimentos donde el picor de la pimienta queda en la lengua por un rato. Se siente sano, pero lleno de sabor.

Una buena opción es rellanar la tortilla puri, preparada con harina y agua, condimentada al curry, con los garbanzos. Nitya me cuenta que estas tortillas son típicas indias, allá es muy común rellenarlas con cualquier tipo de alimento.

En cuanto al arroz, se define por sus componentes secundarios como el maní y las pasas, entregando otras texturas y denotando unas notas agridulces. Aunque para mi debiera ser un ente equilibrador en la boca, por la definición de los garbanzos, los tantos sabores que se encuentran en el plato demuestran la dedicación que tiene una cocina como la que plantea Govinda. Y en el contexto que lo explica el chef, que cada plato busca completar los siete sabores, está bien.

Luego de sentir los multi-sabores y texturas, nada mejor que la infusión, refrescante y templadora de cualquier sabor, es lo mejor para estos días de calor.

Me gusta Govinda, siento que los menús ($2.500) cambian las expectativas de un comensal, todos los días tienen distintas preparaciones, donde se equilibra las necesidades nutritivas y se convierten en estrellas los ingredientes que por lo general son secundarios. En este caso, un plato de garbanzos, que según nuestras tradiciones debiera ser pesado, queda magnífico para seguir con un ajetreado día.

Les sugiero el Pan de Pascua, muy aromático, húmedo, suave y liviano, una buena alternativa para la navidad.

Felicitaciones a Govinda, con un servicio sencillo, pero amable, se han ganado el cariño de sus comensales.

Publicado el 27.11.2008