web analytics

RestoNews

Hasta siempre, Adriana Zuanic

Muchos son los personajes que, por sus heroicos actos, pasan a formar parte de la historia de un determinado lugar. Sin duda, Adriana Zuanic, apasionada cineasta, gestora del arte y la cultura en Antofagasta, quedará por siempre en el recuerdo colectivo de la región a través de su importante legado: el amor y empuje por […]

Muchos son los personajes que, por sus heroicos actos, pasan a formar parte de la historia de un determinado lugar. Sin duda, Adriana Zuanic, apasionada cineasta, gestora del arte y la cultura en Antofagasta, quedará por siempre en el recuerdo colectivo de la región a través de su importante legado: el amor y empuje por el cine local.

Antofagasta y el mundo del cine nacional despiden con cariño y nostalgia a esta importante mujer que, sin previo aviso de debilidad, dejó estos escenarios terrenales a causa de su larga enfermedad – leucemia-; y junto a ello, una pérdida irrecuperable para la cultura local.

La lista de sus obras son muchas y de vital importancia. A ella le debemos el gran símbolo del Polo de Desarrollo Audiovisual de Antofagasta: El Festival Internacional de Cine del Norte de Chile por su gestión como presidenta de un proyecto de Corfo, pero también una serie de producciones de películas, cortometrajes, spots que traspasaron las fronteras y sacaron a la luz el talento regional. “Todo esto gracias a su esfuerzo constante desde que llegó a Antofagasta en 1991 y que ahora da sus frutos”, señaló el periodista y productor del Festival, Iván Ávila.

Antofagastina de origen, Adriana además fue responsable de muchas de las iniciativas que están ocurriendo en la ciudad directa o indirectamente. Iván Ávila aludió a su inquietud por apoyar todas las actividades que tuvieran relación con la cultura y el arte local, e incluso motivó a muchas personas a tomar decisiones importantes en sus vidas como es estudiar cine, realizar producciones audiovisuales o escribir un libro, lo que generó un mayor crecimiento cultural en la zona.

Trayectoria

El camino ya está trazado por Adriana en el ámbito audiovisual de Antofagasta. Su trayectoria como cineasta comienza con sus estudios en el extranjero, obteniendo su título universitario de Bachelor of Arts, en Producción de Cine y Televisión en Estados Unidos, además de otros estudios en España, Inglaterra y Latinoamérica. Posteriormente, regresó a la ciudad, donde además practicó la docencia en la desaparecida Universidad José Santos Ossa.

Entre sus creaciones destacan “Antofagasta, el Hollywood de Sudamérica” (2002) por la cual quiso relucir a la ciudad como un escenario potente en el mundo del cine y que le mereció el Premio Especial del Círculo de Críticos de Arte de Chile. Además, el 14 de febrero de 2002 la Ilustre Municipalidad de Antofagasta le hace entrega del “Ancla de Oro”, el mayor galardón oficial de la ciudad como agradecimiento a su gran aporte a la comuna.

Aunque no dejó hijos naturales, para su madre Adriana deja “huérfano audiovisuales”, por la carencia de ese espíritu luchador, su pasión y sus consejos. El dramaturgo Pedro Arturo Zlátar, confiesa que extrañará el ritmo de trabajo que llevaba con Zuanic, su capacidad de organizar y ejecutar proyectos siempre con respeto por su equipo.

Ahora, para sus discípulos, no queda más que seguir y poner en marcha la enseñanza, pues más allá de un vacío cultural, esta maravillosa mujer entregó una enseñanza de pasión, lucha y, por supuesto, una historia que quedará plasmada en el corazón de los nortinos.

Publicado el 29.10.2008