web analytics

RestoNews

Análisis de Bebestibles

Inaugurando la Taberna de Don Quijote

Con la copa en mano, apronto a ubicarme en una de las sillas que se sitúan en la extensa barra. El color azul neón con el que se ilumina el muro que contiene las botellas, deja que mis ojos descubran la gran variedad de vodka Absolut que existe en el lugar.

Ansioso por salir otra vez, decido darme mi merecido relajo de viernes chico. Concluyo que la mejor opción para esta noche es La Taberna de Don Quijote, pues es la inauguración oficial de este recinto divertido y alegre.

La noche aún es joven y cuando entro el local, la música de Suede se escucha suave, sin estridencias, lo que me permite pedir mi pisco sour sin tener que gritar, algo que a estas alturas del día claramente me viene bien.

Con la copa en mano, apronto a ubicarme en una de las sillas que se sitúan en la extensa barra. El color azul neón con el que se ilumina el muro que contiene las botellas, deja que mis ojos descubran la gran variedad de vodka Absolut que existe en el lugar. De aquellos sabores, recomiendo los de vainilla y pera.

Al cabo de un rato, la música envasada es cortada de sopetón y aparece en escena el esperado dúo Aura, quienes me llenan de nostalgia con su música que incluye un repertorio que emocionará al más fanático de las baladas como también a los seguidores del movimiento Kitsch.

Clásicos de Maziel, Myriam Hernández, Lucerito, entre otros, son un deleite para mis oídos en la voz de Claudia Tapia, la cantante del dúo, que alza su voz en unos agudos impresionantes. Ahora me doy cuenta porqué gran parte del público presente esta noche, esperaba deseoso la actuación de estos músicos.

Una de las cosas más encantadoras de este lugar, es que sus dueños se involucran con sus comensales, se pasean entre las mesas y hablan con su gente, como una gran familia celebrando y aunque es mi primera vez en este lugar, me siento tan a gusto que me uno a la fiesta.

Observo el amplio local, ahora acompañado de un rico ceviche de corvina. El sabor del segundo pisco sour está inigualable y la música de Aura cada vez está más animada, mientras algunos invitados piden canciones, trato de recordar alguna que enganche, pero mi memoria esta vez me jugó una mala pasada.

Mientras el carrete sigue prendido en La Taberna de Don Quijote, reviso mi reloj y con tristeza veo que marca las 2.30 de la madrugada. Es hora de retirarme, mañana trabajo temprano y ya debo descansar.

Publicado el 29.01.2009
  • Alicia

    Me suena todo muy bien, pero donde queda esta maravilla? Me puedes dar la dirección.
    Gracias

  • RODROX

    Pero que estupendo, se oye muye bien y parece que lo pasaste igual de bien.