web analytics

RestoNews

Análisis Gastronómico

Kachori

Esta semana fui a Govinda un lugar donde la paz llena a cualquier comensal.

Periodista Gastronómica

Con un mundo que avanza más rápido de lo que logramos percibir, de repente buscamos lugares que reflejen paz y tranquilidad, bueno este es un sitio que aunque usted llegue un poco estresado, cruzará el umbral y sentirá que se quitó un peso de encima.

Cuando llegué, me alegré de ver un Govinda lleno de arte, donde muchos cuadros empapelaban sus paredes, no dudé en preguntar de donde venían y una de las chicas de la comunidad me contó que son cuadros que los devotos han traído de varios viajes en el extranjero.

Luego de ver una verdadera galería de arte, saludo a Nytia Tripta y le cuento que quiero probar algo distinto. Con su frescura y tranquilidad de siempre me dice que tiene una novedad, Kachori ($4.000 la docena), que aunque suelen hacerlos en algunos almuerzos, cabe la posibilidad de encargarlos como pedidos especiales, ya que son perfectos para cócteles.

Cuando llegó el plato, vi unas masitas que tenían una bonita forma de bolsita, como es una sorpresa no imagino de que estaban rellenas. Sin embargo, Nytia esperó que los degustara para seguir con las explicaciones.

En el primer bocado, sentí una masa muy aromática sabor a cúrcuma. La sorpresa fue genial, algo insólito dentro de mis degustaciones, un relleno de guisado, algo de similar aspecto a un charquicán, pero con todos los toques especiados de la comida Hindú.

El puré estaba compuesto de arveja con zapallo, algún sofrito que por cierto no lleva cebolla y fuertes toques de comino. La verdad es que para mí fue un deleite comerlos, completamente sugeridos para un entremés.

Como noticias me dieron un dato imperdible, la Navidad Krisha se celebrará el jueves 13 de agosto, en esta ocasión la organización nos invita a deleitarnos de buena comida, consagrada al nacimiento de Krishna. La novedad es que este año vendrá Gepe a esta celebración.

Para los que se animen a participar de este evento, sólo deben llevar flores y pagar $1.000 en la entrada, que servirá para costear la estadía de este joven artista de música folk chilena.

No me queda más que incentivarlos a probar Govinda, ya que es un lugar increíblemente fuera de lo terrenal.

¡Hari Krishna!

Publicado el 06.08.2009