web analytics

RestoNews

Los protagonistas de la Gastronomía

Krasna Pereira, directora de la Biblioteca Viva de Antofagasta

Una gran diversidad en textos y material audiovisual relacionada a la literatura de todo el mundo es la atmósfera cultural que se respira al entrar a la recientemente inaugurada Biblioteca Viva de Antofagasta (BVAN), ubicada en Mall Plaza Antofagasta, lo que junto a la viveza de sus colores y el estilo minimalista en el diseño […]

Una gran diversidad en textos y material audiovisual relacionada a la literatura de todo el mundo es la atmósfera cultural que se respira al entrar a la recientemente inaugurada Biblioteca Viva de Antofagasta (BVAN), ubicada en Mall Plaza Antofagasta, lo que junto a la viveza de sus colores y el estilo minimalista en el diseño nos hace sumergir en una vorágine de conocimiento y, al mismo tiempo, encantar al lector en un mundo posmoderno o vanguardista.

Este importante proyecto organizado por la fundación La Fuente y que tiene como fin abrir paso a la difusión de la lectura a todo el público de Antofagasta, en especial a los más pequeños, está a cargo de la periodista Krasna Pereira, que con sólo 28 años ha logrado adquirir el conocimiento  necesario para convertirse en formadora de futuros creadores y así, transmitir la literatura como pilar fundamental en el desarrollo de la sociedad.

Krasna reconoce que, si bien antes no le gustaban los niños, con su nuevo trabajo ha logrado generar un lazo especial, pues admite que son los más honestos y vulnerables para lograr un cambio en la cultura chilena si se les incentiva a leer.

¿Qué ha significado para ti llevar la dirección de esta obra tan importante en materia educativa?
Yo antes trabajaba en radio, pero cuando supe del proyecto de la biblioteca me encantó la idea, principalmente por el tema cultural. En ciudades como Antofagasta y Calama se necesita mucho de estos espacios para acercar a la gente a algo que quizás no conocen. Casi nadie ve National Geographic, pero si uno se acerca y le entregas ese contenido, te das cuenta de que sí le gusta. Eso se demuestra con los 1800 socios inscritos en Viva en estos tres meses de apertura, que nos avalan con respuesta directa a través de correo.

¿Hay participación de la gente?
Hay una gran participación ciudadana con las actividades que se genera, la gente nos llama para preguntar por los ciclos, ahora de Tim Burton. Si vas a consumir, ojalá que sea en cultura porque a la larga estás haciendo una buena inversión.

¿Cómo han estado las visitas del público?
Al menos vienen 1.500 personas en una semana. Antes venían principalmente los jóvenes. Por eso nos dimos cuenta que teníamos que mejorar el tema de los cuenta cuentos. Si bien al principio asistían cinco niños, hoy por cada cuenta cuentos tenemos cerca de 40. La semana anterior, por ejemplo, vino el pirata Ron Radman a narrarles un cuento ecológico y ahí subimos inmediatamente la vara. Ahora no sólo nos quedamos en la narración sino que vamos innovando.

¿Notas que incentivan a la lectura?
Demasiado, es súper bueno recibir la respuesta de los más chicos, porque son súper honestos. Antes no tenía ninguna relación con los más chicos, no me gustaban pero con el tiempo te das cuenta que si a ellos le empiezan a inculcar la lectura mañana tienes un buen profesional. Porque ahora los que llegan a la universidad no son buenos lectores.

Y eso parte de la educación…
Todo parte de ahí. Por eso nosotros hemos sido capacitados en un curso que se llama formador de formadores. Acá, lo único que queremos es encantar al niño y que éste imagine, lea, que no se preocupe de que mañana le pregunten qué aprendió del libro.

Socios BVAN

Toda la gama de literatura que abarca desde lectura formativa, material de libros en audio para no videntes, teatro o prensa queda disponible para los socios por 15 días. Para inscribirse deben pagar una cuota anual de 6 mil pesos para público adulto y 3 mil pesos para niños y adultos mayores. Esto lo pueden efectuar personalmente o bien en el correo electrónico [email protected]Además, existen actividades que se entregan a diversos sectores de la población como escuelas, fundaciones, etc.

¿Cómo coordinan las actividades con las diversas fundaciones o instituciones
Bueno, nos dividimos en dos. Primero la actividad social donde trabajamos con distintas fundaciones y coordinamos una visita guiada gratis. Hemos trabajado con Fundación Nueva Esperanza, Maria Ayuda, Don Orione. Nos presentamos a ellos y comenzamos un  nexo. Hemos llegado a los reos, entre otros. Esa es nuestra responsabilidad social y compromiso cultural con la ciudad. Eso es lo primero antes de que de resultados, es necesario darles el espacio físico primero. Aparte tenemos convenios con diferentes empresas como Copesa con el diario La Tercera y en Antofagasta Minera Escondida que nos auspicia junto al mall.

¿Cómo van con el proyecto de capacitaciones a docentes y las actividades de extensión cultural que se realizó con el aporte de Minera Escondida?
Con el dinero quisimos capacitar a más de 50 docentes de escuelas públicas en la ciudad, pero sólo 27 se transformaron el formador de formadores porque en nuestro país hay un serio problema, no somos rigurosos.

¿Cuáles son los proyectos que tienen en carpeta?
Para el próximo año queremos abrir una oficina para inmigrantes. Nos dimos cuenta que a la población flotante de la ciudad no queremos cerrarles las puertas. A través de esta oficina poder comunicarles -por ejemplo- dónde está el correo, para que los pueda instruir y sea también una oficina turística con profesionales capacitados.

Publicado el 17.12.2008
etiquetas: