web analytics

RestoNews

La Pasión de Ser Chef

Muchas personas ingresan a una casa de estudios para instruirse como chefs, sin saber que este título es un cargo que se obtiene con el paso de los años, gracias a la experiencia y la trayectoria laboral.

Desde pequeño, cuando despertaba a las cuatro de la madrugada a manear unas vacas para sacar leche, sabía de alguna u otra forma que ese era mi camino, todo lo relacionado con carne, leche, verduras y muchas otros elementos de la alimentación.

El trabajo en la casa comenzaba muy temprano, y justo a las 9 de la mañana debíamos irnos a clases, cuando ya sólo quedaba poner una piedra para que terminara de cuajar el queso. Gracias a esto, puedo decir que llegué a los fogones con vocación, porque nuestra vida giraba en torno a estudiar, sembrar, cosechar y cocinar.

Actualmente, muchas personas ingresan a una casa de estudios para instruirse como chefs, sin saber que este título es un cargo que se obtiene con el paso de los años, gracias a la experiencia y la trayectoria laboral. Ese conocimiento, es el que ayuda a tomar las decisiones menos riesgosas, a establecer metas y crear un emprendimiento propio.

Al año, un centenar de jóvenes comienza su práctica en alguna cocina del país, pero son pocos los que terminan sólo ligados a los que estudiaron, ya que para un apasionado que busca estar donde queman las papas, lo mejor es adquirir diversas experiencias.

Un consejo para los actuales alumnos de esta carrera es no quedarse sólo con lo que les dan, es bueno exijir y preguntar, pero también es necesario investigar, leer o buscar. Hay tantas cosas que ya se han hecho, pero son muchas mas las que se pueden realizar en el presente, por eso no se queden con la mitad de la información.

Sigue esta carrera por vocación, no por las expectativas de lo que puedas llegar a ganar. Creo que esa es la clave del éxito y del profesionalismo que se requiere para llegar a ser el mejor.

Les dejo la opinión del considerado mejor cocinero del mundo y  padre de la Cocina de Vanguardia Española:

“El oficio de Cocinero comporta muchas horas de dedicación, una gran presión, concentración absoluta, descansos y vacaciones que nunca coinciden con las de la gente común. Al mismo tiempo exige, además de una profesionalidad absoluta, una vocación innata. Mi vocación se desarrollo con el paso del tiempo y se afianzó. Las compensaciones son múltiples pero se resumen en dos;  el mágico momento de la creación y acabado de un plato nuevo y la posibilidad de ofrecer felicidad a mucha gente con mi trabajo.”

El Alquimista de la Cocina, Ferrán Adrià (Co-propietario del Restaurante El Bulli).

Publicado el 14.05.2009