web analytics

RestoNews

La Verdad del Mate

Cuando emigré de Curarrehue, creí que tomarme un mate, era una de las cosas que seguramente no iba poder hacer en el norte, pero con el pasar del tiempo encontré muchas personas que acostumbraban hacerlo en días nublados.

Busqué en el supermercado Yerba Mate y la encontré, no era exactamente la que siempre había tomado, sin embargo eso no impidió que siguiera con mi ritual.

La palabra Mate, viene del quechua Mati que significa vaso o recipiente para beber, con el pasar del tiempo se le llamó así al depósito que contiene esta infusión.

Lo esencial de un Mate es la yerba, conocida como Yerba Mate, en este sentido la más usada proviene de Paraguay, de un árbol con hoja perenne que es de similares características al Laurel.

Según cuenta la historia, el Mate se expandió por el mundo al llegar los conquistadores, quienes encontraron a los aborígenes en muy buenas condiciones físicas y de salud ingiriendo mucho mate en calabazas junto a bombillas hechas con caña de azúcar.

El mate tiene diversos tipos de preparación, entre los que se distinguen el mate amargo, que es el cebado sin azúcar; el mate dulce, servido con azúcar: el tereré, hecho con agua fría para combatir el calor del verano; y el mate cocido, elaborado de manera similar al té con bolsitas.

Existen muchos factores que influyen en el desarrollo de un buen mate, desde la calidad de la yerba, el material de la bombilla o casco, hasta la temperatura del agua. Lo ideal es que la infusión no alcance a tomar el hervor, ya que mientras más caliente sea el agua la yerba se lava más rápido.

Por otra parte, el mate tiene su propio lenguaje, en el sur es utilizado para dar la bienvenida a las visitas y conversar con amigos en una rueda.

-Gracias- es una palabra que describe muy bien esta convivencia, es dicha para retribuir la necesidad satisfecha de beber mate y también para agradecer desde el matero hasta el cebador.

Dejo un poema que refleja el significado del mate en los gauchos argentinos.

La sed del gaucho se aplaca

Con un buen mate campero

Con un pedazo de asado

Pues todo llegara al pelo.

El mate es lo más entrañable

Que uno se puede imaginar

Puede identificar al criollo

Fuera de su tierra natal.

Es la cultura que hermana

A los pueblos por igual

Que perduran en el tiempo

Y en la rama familiar.

El mate quita las penas

Y es portador de amistad

Da calor y refresca el alma

Con un gusto muy especial.

Es virtuoso en muchos casos

De profunda devoción genuina

Lo apetece él de abajo

Como también él de arriba.

Venancio (Pocho) Rivera

Publicado el 13.08.2009
etiquetas: » »
  • mariela

    Sabes Martín, me encantó tu historia del Mate, tu sabes que somos fanáticos de esta costumbre sureña, de donde somos todos nosotros, tomando mate en el Balneario de este Norte que nos a acogido a todos, y lo lindo que es hacer amistad tomando mate, gracias por hacer que recordemos de donde venimos. Felicidades por tus publicaciones y sigue con tus éxitos y mucha suerte en tus proyectos.Gracias!!