web analytics

RestoNews

Análisis de Bebestibles

Mocachino en Caové

Una tartaleta de frutilla y un exquisito mocachino bastaron para tener un desayuno delicioso, digno de nuestra Tierra de Campeones.

El año de corresponsal lo acreditan como un conocedor de la alta gastronomía de la región de Tarapacá, potenciando la manera de disfrutar de la buena mesa de la región, caracterizado por la pasión por su ciudad natal, Iquique.

En el Bohemio de esta semana quise cambiar de ambiente, si bien la noche iquiqueña sigue y seguirá prendida -más que todo por nuestra gente y porque aún no hace mucho frío- era hora de dar un pequeño giro a la columna y probar alguna exquisitez en la mañana.

En ese plan me dirigí a Caové, un precioso local ubicado en la península de Cavancha,  el ambiente es tan acogedor en esta cafetería que dan ganas de pasar el día entero ahí.

Me atendió Francisca, una simpatiquísima muchacha que sin duda hizo mucho más agradable el desayuno, me dijo que los productos que ahí ofrecen son todos hechos en casa, con el calor humano de nuestra tierra, con una introducción así, estaba listo para degustar este desayuno de campeones.

Para beber y estar bien despierto, me tomé un Mocachino grande ($1.350), de un exquisito sabor, Francisca me explicó al detalle como lo preparó: chocolate en polvo, vainilla, canela, azúcar, etcétera. Mezcla perfecta que en Caové se puede disfrutar de principio a fin.

Para comer, probé un riquísimo trozo de tartaleta de frutilla ($1.600), dulce que me dejó más despierto aún, con trozos enteros de frutilla, es un verdadero deleite probarlo.

El desayuno estuvo espectacular, la combinación de sabores entre la tartaleta y el mocachino me dejaron un rico sabor en la boca casi toda la mañana, no se si fue el frío ambiente mañanero que citaba nostalgia ó lo rico que lo pasé con esta degustación en Caové, pero durante toda la jornada sentí un delicioso aroma a café.

Ahora en Restonomía puedes encontrar los mejores Restaurantes de Antofagasta www.restonomia.cl