web analytics

RestoNews

Análisis de Bebestibles

Mojito y Bloody Mary en Boliche

Belleza femenina al mando de la barra y exquisitos tragos son una mezcla perfecta que a nadie dejará indiferente al visitar Boliche

Esta semana la búsqueda de diversión nocturna me llevó a Boliche, lugar al que llegué con muchos deseos de beber los coloridos cócteles que incluye el happy hour, que se extiende hasta las 11 de la noche de lunes a miércoles.

Al llegar, la barra lucía vacía, así que decidí posarme en uno de los cómodos asientos que se ubican frente a ella y pedí mi primer trago que sería un Mojito, ya que posee la textura ideal para comenzar la noche.

Enseguida el bar comenzó a llenarse de parejas jóvenes y grupos de personas que al igual que yo, andaban en busca de una jornada relajada a mitad de semana. En ese rato vi llegar a algunos amigos y conocidos, después de los respectivos saludos, mi vaso de Mojito ($3.200) relucía frente a mí.

Karla, la nueva barwoman me fue comentando cada paso del proceso de realización y la razones por las un tal ingrediente va primero o por las que se usa tal o cual alcohol. En este caso el vaso fue cargado con hierba buena, azúcar flor, jugo de limón, hielo, ron blanco Varadero, soda y un último toque de ron Pampero. El resultado fue un exquisto cóctel refrescante con suave sabor a hierba buena y bastante atractivo al paladar. Además comprobé la enorme popularidad de este trago, pues en el rato que estuve, alrededor de 12 mojitos fueron a parar a distintos rincones de Boliche.

Mientras consumía el brebaje oriundo de Cuba, seguí conociendo mucho más de las distintas preparaciones etílicas, gracias a las palabras de Karla y de Pamela, que son las chicas que atienden la barra y la caja respectivamente. De igual manera pude recrearme admirando la gracia y delicadeza con que estas mujeres agitan la coctelera y le ponen el toque personal a cada vaso que sirven, incluso si es una simple michelada.

Para el segundo trago de la noche, elegí un cóctel que no tiene muchos adeptos, pero a mí me encanta, se trata del genial Bloody Mary ($3.200), que no es muy usual en las cartas de los bares y resturanes de la ciudad. Inclusive algunos de mis amigos que conocen mi afición por este cóctel, me han dicho que parece sopa fría de sabor horrible, sin embargo creo que es perfecto para conocer sabores más rurpturistas a los que habitualmente estamos acostumbrados.

Los ingredientes que se mezclan para su preparación son jugo de limón, algunas gotitas de salsa inglesa y de tabasco, jugo de tomate, sal, pimienta, apio, hielo frapé y vodka. En Boliche además se le agrega un elemento especial, que no revelaré, pues es secreto.

Al beberlo mi alegría fue enorme, sus tres compuestos principales jugo de tomate, el vodka y la pimienta se mezclaban de manera increíble, entregándole un sabor muy llamativo y digno de probar una y otra vez.

*Los precios de los cócteles puestos en la reseña son los originales, en algunos casos el happy hour permite beber dos por el precio de uno y en otros se le incorpora una pequeña suma de dinero al precio original.

 

Publicado el 30.07.2009