web analytics

RestoNews

Los protagonistas de la Gastronomía

Nelly Ceas, bartender: Equilibrio maternal y placer por el trabajo

Históricamente, el bar ha sido considerado un lugar de hombres. Sin temor, la carismática Nelly Ceas desafío esa costumbre, logrando persuadir a fieles clientes, que prefieren la calidad de su barra, por sobre cualquier otra de la ciudad.

Nelly es bartender profesional, con once años de experiencia en el mundo gastronómico de Antofagasta. Es una comprometida con su labor, logra la perfección en combinaciones y graduaciones alcohólicas, sabores y temperaturas. La misión de su actividad es ser capaz de interpretar el carácter y gusto del cliente para otorgarle un trago armónico que cumpla sus expectativas tanto al paladar como en vista.

¿Con qué cocktail te identificas?
“Sin duda el Manhatan, trago hecho en base a tradicionales licores como whisky, y vermouth, además de la cereza que lo adorna. Cada uno de los detalles, como el amargo o el dulzor de la cereza me distinguen, porque soy una mujer muy clásica, auténtica y con una sólida personalidad”.

¿Cambiarías algo de la vida que elegiste?
“Nada en lo absoluto. Nunca me arrepiento de lo que hago, prefiero asumir las decisiones que he tomado. Por otra parte, en un principio traté de cambiar de rubro, pero entendí que era lo mío y no pienso dejarlo.

¿Qué te distingue entre los bartenders antofagastinos?
“Soy detallista, sobre todo en la parte visual de los tragos. Cuando trabajo en un bar me siento dueña de él, por eso cuido de la limpieza y la decoración con mucha asiduidad.
Asimismo, soy la única bartender certificada en Antofagasta, por Chile Califica y la Cámara de Comercio.”

La responsabilidad de ser madre

Nelly fue madre joven, sin embargo esto no ha sido un obstáculo para combinar con éxito, el importante rol de madre junto a la vida que caracteriza a este glamoroso oficio.

¿Cómo es la relación que tienes con tus hijas?
“Trato de ser lo más amiga posible de ellas, pero con sus límites claro. En general mis hijas me respetan, hacen caso a mis reglas, cumplen con lo que les exijo y les doy a cambio los permisos que quieren. Además desde siempre me preocupé de inculcarles el deporte, porque eso las mantiene alejadas de las malas influencias a las que se expone un adolescente.”

¿El trabajo influye en tu desempeño como mamá?
“Hago todo lo posible para que no intervenga en mis obligaciones con las niñas, uno se empieza a acostumbrar a dormir poco para cumplir con los hijos. Por otra parte, el tiempo con la familia es sagrado, en ese sentido soy bien rigurosa, si necesito que me den libre para estar con ellas, pido los días que necesito y punto, así gasto de a poco mis vacaciones. Eso último, porque a los dueños no les conviene que me valla por un mes entero, hace que pierdas el training diario con los clientes.”

¿Cuál es la receta para no decaer?
“Es ser responsable, nada más que eso. Mis hijas son lo más importante de mi vida, por eso trato de tener una comunicación excelente con ellas, haciendo lo posible por ser la madre perfecta y que confíen en mi. Cuando tenía 17 años quedé embarazada por primera vez, desde ahí tuve claro que los hijos eran lo primero. Debo terminar la tarea asegurándoles un buen futuro, antes de preocuparme por los intereses propios”

¿Con qué dificultades te encontraste al comenzar tu carrera en el bar?
“En cuanto a mi papel de mamá, lo más difícil eran los horarios, al comienzo me costó aguantar el cansancio que implica trabajar de pie una noche entera. Pensé incluso en dejar mi pega, renuncié sólo una vez pero volví al fin de semana siguiente” (risas)

Publicado el 14.05.2008
etiquetas:
  • nelly

    que bonita entrevista…no me acordaba de ella