web analytics

RestoNews

Open Market en Teatro Arlequín

“De pronto, dos personajes con trajes negros impecables y lentes oscuros de espejo aparecieron en escena, tomaron dos paquetes de cabritas ubicadas en el suelo y contemplaron un monitor pequeño.”

Llegué casi corriendo, pero llegué, y qué importante fue, porque no me hubiese perdonado perderme este mágico show audiovisual. Se trata de “Open Market”, una mezcla de varias artes en los que se conjugan imágenes, teatro y música, según nos explicó Marcelo Salinas antes de entrar.

Marcelo, director del espectáculo, hizo que todos nos reuniéramos en la entrada a la pequeña sala del Teatro Arlequín. Ahí nos dio la bienvenida para invitar a tomar ubicación, no éramos más de diez personas por lo que pude sentarme en la primera fila.

En el escenario había una gran pantalla con la típica maratón de hormiguitas que indican que no hay transmisión, en los costados luces rojas y amarillas. De pronto, dos personajes con trajes negros impecables y lentes oscuros de espejo aparecieron en escena, tomaron dos paquetes de cabritas ubicadas en el suelo y contemplaron un monitor pequeño.

Yo pensé que nos representaban a nosotros mismos, ansiosos de ver qué pasaría en ese intrigante escenario. Luego se ubicaron en los costados, uno con un chelo, el otro con un saxofón y una flauta traversa.

Comienza entonces el espectáculo con la pantalla en rojo y una serie de imágenes figuraban escenas antiguas de televisión con música estridente, que me hicieron sentir nervioso. Luego el personaje principal aparece, entre varios destellos parece declararse un zombie.

Dura crítica a los medios, pero por sobre todo al sistema capitalista, ya que el protagonista, empleado de un minimarket dice sentirse esclavo del sistema que nos han impuesto, imposible de derrocar, hasta ir en contra de él sería parte del mismo.

Me recuerda al video Out Of Control de Chemical Brothers, pero claramente esto es más que un video. La música en vivo junto a los sonidos electrónicos le dio una acústica estremecedora al show, que hizo a todos estar atentos de comienzo a fin.

Lo único triste es la poca convocatoria, si bien es un evento para pocas personas, hubiese sido ideal que estuviera la sala llena, pues los $2.000 de entrada valieron más que la pena.

-¡Felicitaciones al equipo!- Compuesto por Marcelo Salinas en la dirección; Patricio Toledo, Pablo Sánchez y Claudio Merlet en la interpretación; Franne Goic en el diseño; y Francisco Aguirre en la Producción Audiovisual.

Publicado el 28.05.2009