web analytics

RestoNews

Los protagonistas de la Gastronomía

Pachi, propietaria del Café del Sol

Nacida en Tocopilla, Pachi, como todos conocen a la carismática dueña del Café del Sol, devela detalles de su historia en la entretención nocturna de Antofagasta, con sello siempre folclórico y seguidor de las raíces indígenas. ¿Cómo comenzó su historia en la bohemia antofagastina? “Como hace treinta años en un boliche de cerveza que estaba […]

Nacida en Tocopilla, Pachi, como todos conocen a la carismática dueña del Café del Sol, devela detalles de su historia en la entretención nocturna de Antofagasta, con sello siempre folclórico y seguidor de las raíces indígenas.

¿Cómo comenzó su historia en la bohemia antofagastina?
“Como hace treinta años en un boliche de cerveza que estaba en la calle Serrano, generalmente iban pescadores. Después con mi esposo de esa época, formamos el Tabarín con el que nos fue súper bien, en ese local se juntaba mucha gente de arte, trabajadores del puerto y se vendía mucho marisco.”

¿Qué vino luego?
“Un amigo me ofreció trabajo en el Rincón Latino, que era un lugar bien confrontacional con protestas y todo, después de un tiempo me convertí en su socia. También tuve otros oficios entremedio, hasta que conocí una escuela de música que se llamaba Estudio, su dueño era un hombre chileno pero que estuvo mucho tiempo en Suecia, le gustaba mucho la música aunque lamentablemente le iba súper mal con ese negocio.
Entonces, con la experiencia comercial que yo tenía le propuse hacer algo y me transformé en su administradora con el nuevo Pub Estudio. Nos fue tan bien que nos cambiamos de local al lugar en que ahora esta El Abasto. El Pub Estudio fue el primer pub de Antofagasta.”

¿Cómo se refleja su experiencia en Café del Sol?
“En el estilo del local, porque no existe ningún otro que tenga misma esencia donde puede ir público del cualquier edad o condición social. Además, lo que nos interesa aparte de entregar diversión es abrir espacios culturales, es por ello que constantemente organizamos exposiciones, encuentros musicales e incluso hemos tenido piezas de teatro.
Por otra parte, yo prefiero las cosas al antigua y resistirme un poco a la tecnología, es por eso que no recibo tarjetas de crédito, porque creo que produce una distorsión en el valor del dinero.”

En Busca de Inspiración

Pachi, siempre ha tratado de disfrutar el día a día, es por eso que no le importan demasiado los ahorros. Sin embargo, ha podido disfrutar de maravillosos países viajando, permitiéndose descubrirse a sí misma en medio de los sitios más energéticos de la Tierra.

¿Cuál es el lugar más significativo que ha visitado?
“La Pirámide del Sol (Teotihuacan) en México, me hice amiga de una señora chamán y me dejó entrar con el administrador de la zona arqueológica. Cuando estábamos en las catacumbas mismas la energía era tremenda, se sentía un peso encima.”

¿Cuándo empezó a pintar?
“Desde niña, pero hace unos cuatro años que lo hago en forma más seria. La primera vez que expuse fue en el Blú & Gallery compartiendo el espacio con otra artista, desde de esa vez hay personas que vienen a comprar mis cuadros.”

¿Cómo surgió su interés en el arte?
“Hice una investigación sobre mi familia y descubrí que soy indígena, entonces florecieron mis percepciones del color. Visité Guajaca, recorrí los paisajes, aprendí a manejar el Calendario Maya, como mi familia era de Tiahuanaco y este pueblo luego formó el Imperio Inca, también conocí los rituales incaicos. Toda mi investigación la hice recorriendo los lugares, hablando con los nativos y compartiendo con chamanes originarios.”

¿Espera dejar un legado?
“Lo único que tengo planificado a futuro es que el 2013 me voy a vivir al campo, eso esta decidido, pero aún no tengo claro lo que va a pasar con el Café del Sol.”

Publicado el 08.10.2008