web analytics

RestoNews

Peligro tras la pantalla

A través del tiempo los avances tecnológicos nos han ido entregando más y más comodidades que la familia va absorbiendo no sólo como entretenimiento, sino que también en la educación o como herramientas comunicacionales. Actualmente, los niños pasan más tiempo solos convirtiéndose en seres independientes que muchas veces reflejan sus inquietudes en la Internet. Esa […]

A través del tiempo los avances tecnológicos nos han ido entregando más y más comodidades que la familia va absorbiendo no sólo como entretenimiento, sino que también en la educación o como herramientas comunicacionales. Actualmente, los niños pasan más tiempo solos convirtiéndose en seres independientes que muchas veces reflejan sus inquietudes en la Internet.

Esa autonomía que entrega la red puede significar un peligro para los menores de edad, debido a que en chats, el Messenger o juegos en línea interactúan con personas desconocidas que pueden aprovecharse de este medio para cometer ilícitos. Es el caso del grooming y el ciberbullying.

El grooming, llamado también ciberacoso es la reciente táctica ocupada por pedófilos para asediar a nuevas víctimas. Lo principal es que pueden infiltrarse en diversos chats fingiendo ser de la misma edad del niño para ganarse su confianza y pasar a niveles aún más escabrosos, fijando citas o pidiéndoles favores de carácter sexual a través de amenazas.

El ciberbullying, puede ser cometido por individuos de cualquier edad y busca intimidar con palabras insultantes, conductas violentas e incluso mensajes desafiantes. Para evitar ambas acciones, la primera obligación de los padres es conocer claramente si su hijo posee cuentas de correo, Fotologs y sesiones de Facebook.

Es necesario integrarse a su cibermundo, revisando los historiales de conversaciones, el tipo de fotos que suben a la red, a quienes aceptan como amigos y todos los detalles de información que podrían hacerlos vulnerables. Asimismo, brindarles la confianza necesaria para que comuniquen sus problemas en caso de que tengan una mala experiencia.

Los niños deben saber que es peligroso aceptar a cualquier persona como amigo en cualquiera de estos espacios o entregar datos confidenciales, ya que nunca se sabe quién realmente esta detrás de la pantalla.

Publicado el 01.10.2008