web analytics

RestoNews

Recorrido histórico del vino

El origen de la vid aún está lleno de imprecisiones, sin embargo existe concenso sobre algunos datos, sobre todo si se habla del tiempo en el que surgió.

Existen diversas teorías que tratan de aclarar cuando nació la vid, especie vegetal que origina la uva. Algunos hallazgos de semillas fosilizadas hacen suponer a los científicos que se originó hace unos 70 millones de años, en los periódos Paleoceno y Eoceno.

Actualmente existen alrededor de quince mil variedades de uvas, pero son sólo unas cinco mil las que están clasificadas y diferenciadas y a pesar de que se cultivan unos doscientos cincuenta tipos, son cerca de veinte los que tienen las cualidades necesarias para generar vinos de primer nivel.

En la Biblia también se hace referencia a este preciado fruto. Según una columna publicada en la revista La Cav y escrita por Rodrigo Alvarado Moore, en aquel tiempo poseer viñedos era sinónimo de riqueza y poder.

En las sagradas escrituras se pueden encontrar referencias a este exquisito fruto pasajes en Deuteronomio y el II Libro de los Reyes o muchos otros, y es que la importancia de sus productos y del vino se ha manifestado a través de la historia.

En la antigua Grecia, su cultivo fue introducido a través del comercio marítimo y llegó a alcanzar el actual territorio que hoy ocupa Marsella en Francia. En dicho periodo el vino dejó de formar parte de ritos y ceremonias religiosas para incluirse en la dieta de los ciudadanos.

Desde aquel entonces y hasta la actualidad esta noble bebida se ha mantenido como uno de los manjares más exquisitos que puede disfrutar el hombre y para eso existen regiones del mundo que hoy marcan presencia en toda la orbe, tal como Francia, Italia, Australia y Chile.

Recuerde también que un buen vino es siempre un regalo bien recibido y que aprender sobre las propiedades y variedades de este preciado líquido es hoy un deber que ningún amante de la buena mesa debe olvidar.

Publicado el 21.05.2009
etiquetas: » »