web analytics

RestoNews

Análisis Gastronómico

Risotto de Avestruz al Vino Tinto con Jengibre

Exquisito, me encantó el plato, completamente recomendable, es perfecto para una persona arrocera. Por otra parte, su imponencia en tamaño es digno de ser mencionado, seguro quedará sin hambre, pero querrá seguir degustando. Casi un vicio.

Periodista Gastronómica

Unas pequeñas gotas que caen sobre mi cara me animan a dar una vuelta por la Avenida Brasil, creo que como a la mayoría de los nortinos, me gusta el agua que viene del cielo. Cuando llego al término del parque me doy cuenta que es hora de cenar, entonces subo por Antonino Toro para ver las posibilidades que existen en esa calle, me quedo con la opción de Wally´s. Su imponente frontis llama a la buena mesa y entretención segura.

Pasando el umbral de Wallýs noto que Lidia Varas, dueña del restaurante, acomoda los cojines de las sillas de la terraza para que no se humdezcan y comentamos lo extraño que nos parece la caída de finas gotitas, ya reiteradas en la semana. Una vez dentro reconozco el calor hogareño de este lugar y aunque ya lo he dicho en otras oportunidades, su madera caoba acompañado de los accesorios en bronce, hace que me sienta confortable.

Mientras Enrique, uno de los garzones que tradicionalmente atienden en el restaurante, toma mi orden, pienso en la historia que deben tener esas paredes. Admito que me llama la atención su clientela, que no se cansa de ir por su happy hour hasta las 20.00 hrs. y cada vez que voy veo a las mismas caras que ya se hacen casi familiares- yo diría que estamos pasando a ser fanáticos de Wally´s-.

Tras una espera razonable llega mi elección, “Risotto de Avestruz al Vino Tinto con Jengibre” preparación que está en la nueva carta del restaurante.

El montaje, algo  sencillo y con colores que no son de lo más atractivo me cautiva con su aroma y logra hacer trabajar mis papilas gustativas, por lo que rápidamente me animo a degustarlo.

En el primer bocado busco algunos cubos de avestruz, que por cierto Armando Coloma, el chef, me aclara que dentro de este plato hay 150 grs. de este tipo de carne, trato de ver el punto de la carne, blanda, casi se deshacía en mi boca, prácticamente no debo hacer mayor esfuerzo para procesarla ya que es suave y se encuentra perfectamente en su punto.

En cuanto al risotto de consistencia muy cremosa, pero con fuerte dejo a vino tinto, deja un sabor suave y definido en mi paladar. Asimismo los granos de arroz estaban en su punto perfecto de preparación, realmente muy sabroso. Como sugerencia, creo que si a usted le gusta el jengibre déjelo explicito a la hora de ordenar para que el chef potencie el sabor de esta raíz.

El maridaje del plato lo hizo Lidia, quien sugirió un tinto de cepa sihraz de la viña Casa la Joya del Valle de Colchagua, reserva 2006. Exquisito, considero que el maridaje fue cuidadosamente acertado, ya que esta cepa es seca, pero de características más nobles y no tan duro en boca. Un vino achocolatado mentolado, que en nariz queda un aroma a madera y tierra húmeda, realmente un deleite. Queda perfecto con la preparación, potenciando el plato en todos sus rasgos.

Exquisito, me encantó el plato, completamente recomendable, es perfecto para una persona arrocera. Por otra parte, su imponencia en tamaño es digno de ser mencionado, seguro que quedará sin hambre, pero querrá seguir degustando. Casi un vicio.

Me gusta Wally´s porque es tradicional en la cultura gastronómica antofagastina, pero siempre innovan en sus preparaciones, tienen una carta completamente internacionalizada con excelente resultados y en cuanto a gastronomía es perfecto.

Por último, el servicio es atento y ágil, entre Enrique y Freddy logran captar la atención del comensal dando excelentes recomendaciones, dependiendo de las necesidades de cada uno.

Esto en Wally´s “Of Course”.

Publicado el 16.04.2009