web analytics

RestoNews

Análisis Gastronómico

Salmón del Pacífico

Imponente plato de Salmón pochado, en su lomo llevaba incrustados camarones y ostiones, esto nadando en salsa de curry al eneldo.

Periodista Gastronómica

Para esta semana les tengo una muy buena sugerencia: Picadillo. Un restaurante con más de una década de vida, lleno de historia, tradición y reconocimiento, que se refleja en la afluencia de público que tiene día a día.

Cristián Herrera, chef de Picadillo, a pesar de estar sumamente ocupado, sale con su simpatía característica a darme la bienvenida y ofrecerme el Salmón del Pacífico. Plato que está en la sugerencia del chef de la carta a $7.300.

La espera se me hizo cortísima, llegaba y llegaba gente pero se acomodaban rápido, por lo que en ningún momento hubo atochamiento. Los garzones, entregan servicio personalizado, son expertos en esto, la verdad es que este es un punto a favor para Picadillo.

En eso, llega un imponente plato hondo con Salmón pochado, en su lomo llevaba incrustados camarones y ostiones, esto nadando en salsa de curry al eneldo. A primera vista la combinación de colores se complementa muy bien, el salmón es como una isla caribeña en el plato.

El pochado es un tipo de cocción en líquido, donde prevalecen las especias con un toque de vino blanco. Esta técnica sirve para que este plato sea muy ligero en sabor, hace que el salmón no sea tan invasivo, permitiendo complementarse muy bien con los camarones y los ostiones que están en el lomo.

El primer bocado fue suave, más suave de lo que creí sería -con una sazón precisa se denotan los sabores de las hierbas- es inevitable untarlo en la salsa de curry al eneldo, buenísimo, suave, ligero, delicado.

Y la fiesta de los mariscos realmente exquisitos, es como que si fuesen parte del pescado, este chef logra que el punto de cocción sea perfecto, de manera que los mariscos crujan y exploten en el bocado. En este plato se crea un trío muy bueno, Salmón, camarones y ostiones, todos finos, de sabores específico, juntos hacen un equipo espectacular.

La salsa neutraliza el plato, aunque la combinación de las especias es perfecta, tiene un color contrastante, que hace resaltar todos los ingredientes y en sabor le da la ligereza de una salsa cremosa.

Me atrevo a recomendar este plato a las personas que no comen salmón, porque lo encuentran pesado con sabores muy definidos o invasivos, a ellos les puede hacer cambiar de parecer. Y para los fieles del omega 3, no se lo pueden perder, la fusión de sabores está muy bien lograda.

Definitivamente este restaurante es una muy buena opción gourmet, todo está pensado para hacer creer al comensal que él es lo más importante. Desde el servicio hasta la comida, todo muy exquisito… sin duda uno de los mejores restaurantes de la ciudad. ¡Felicitaciones!

Publicado el 12.06.2008
etiquetas: