web analytics

RestoNews

Un Buen Chef: ¿Nace o Se Hace?

En más de una ocasión, las personas que trabajamos en este rubro hemos escuchado o nos preguntamos si el talento es más importante que la experiencia, ya que un cocinero profesional pasa aproximadamente 15 horas dentro de la cocina trabajando. Algunas décadas atrás, las labores correspondientes a la cocina, eran realizadas sólo por mujeres. Personas […]

En más de una ocasión, las personas que trabajamos en este rubro hemos escuchado o nos preguntamos si el talento es más importante que la experiencia, ya que un cocinero profesional pasa aproximadamente 15 horas dentro de la cocina trabajando.

Algunas décadas atrás, las labores correspondientes a la cocina, eran realizadas sólo por mujeres. Personas como yo, con gran interés por conocer  y aprender, nos limitábamos a comentar nuestro sentir o la probable opción de dedicar la vida a la cocina. Pero inmediatamente, se escuchaba un – ¡Estás loco!-.

Desde el punto de vista laboral, la idea de trabajar sin honorarios, en días festivos, incluyendo navidad y abrazos de año nuevo dentro de una cocina, con un calor infernal y ganas de salir a saludar al  primer cliente que encuentres como si fuese alguien de tu familia, de no poder hacer planes hasta el último minuto porque cuando quieres irte, te entra una mesa. Y lamentablemente,  llegar a tu casa cuando las celebraciones están terminando, es un panorama bastante abrumador.

Pero es lo que pagas al querer ser Chef, por lo tanto es imposible querer seguir esta carrera de sacrificios sin verdadera pasión, porque al final no todo es malo. Siento que la gastronomía es una de las pocas carreras en las que no te puedes dedicar a ella para ver si te gusta, desde el primer día que entras a una cocina o a una sala de clases sabes si estas en lo tuyo, si te sientes cómodo, si sientes esas ganas interminables de hacer y aprender.

Abres el refrigerador un día cualquiera, ves las mil cosas que puedes cocinar con lo que tienes ahí. Creo que si esto no te toca, debes pararte de tu asiento, salir silencioso para sacarte tu mandil y buscar algo que te genere verdadero interés, como para darlo todo por lograrlo.

Personalmente, una de las cosas que más disfruto es crear, inventar, mezclar, cometer errores y revertirlos. Esa sensación  de confiza que te da saber que debes montar en la 12 platos en un par de minutos, sabiendo que lo harás perfecto. Porque, la cocina es un arte, requiere de instinto y gusto más que de precisión y medida.

En resumen “Esta profesión es algo que se lleva dentro, se nace y no se hace, es una filosofía de vida que faculta a alguien a entregar arte, convertido en platos llenos de sabores, texturas, aromas y experiencias únicas”

Publicado el 26.03.2009
  • david ferrada

    es un gran articulo que retrata la vida cotidiana del que trabaja e el rubro gastronomico del cual estoy interiorizado, enamorado y me apasiona, lo cual te mereces el respeto por desarrollar con tal profesionalismo, pero discrepo en el punto que hay personas cuales sus nivel de adaptacion lo convierte en el trabajador ideal, con lo cual quiero decir que va mas alla del nivel de conocimento que sirve mucho, pero si se hace sin corazon no tiene razon de ser.
    esa es la raiz y cupula de la cocina como en todo como dijo un famoso cantante: “haz todo lo que quieras, pero siempre con corazon y estilo propio, eso sera tu norte”